WEB SERIES


Una webseries o series web es una serie creada para ser distribuida a través de Internet, y forma parte del nuevo y emergente medio llamado web televisión. Utilizan guiones y están estructuradas en temporadas divididas en episodios, los que reciben el nombre de webisodes. Pueden ser distribuidas de forma gratuita a través de plataformas como YouTube o Vimeo, o mediante una subscripción como en Netflix o Crackle.

Siendo un nuevo medio emergente la definición señalada abarca a toda producción realizada para ser distribuida por primera vez en internet, de tal forma que resulta indiferente la duración, temática y género, pudiendo ser de imagen real o animación.

El formato estándar de la serie web, temporadas con episodios de 5 a 15 minutos, ha quedado entregado a la creatividad y los recursos de sus productores.

Las Webseries son series de ficción producidas para Internet. Esa sería su definición oficial. 

The Spot, o thespot.com, creado por Scott Zakarin en 1995,  fue la primera historia en base a episodios en línea, y el primer sitio web en integrar en su historia fotos, videos y lo que posteriormente se conocería como blogs. 

También en 1995, Bullseye Art fue uno de los primeros publicadores web en crear webisodes animados. Los primeros, y pocos webisodes, creadps y aparecidos en Bullseye Art incluyeron Porkchops, Internet the Animated Series y Rat Chicken. 

La mayoría de Webseries se inspiran en la narrativa de la televisión, de hecho tienen a veces los mismos argumentos. Y quizás sea ese mismo anclaje a la pequeña pantalla el que limita a las webseries. 

Producción y distribución

El crecimiento de la popularidad de internet y la creciente calidad de la tecnología para transmitir videos por internet ha traido como consecuencia que la distribución de las series web sera relativamente barata en comparación con los estándares tradicionales, permitiendo a los productores a alcanzar una audiencia global que tiene acceso a los programas durante las 24 horas del día.

¿De dónde llega el dinero?

"Al principio nadie te respalda, la financiación es cero. Ahora la cosa está cambiando pero originalmente las webseries han nacido con presupuestos de decenas de euros. En la actualidad, aunque de forma limitada, están saliendo más creadores que se juntaron para lanzar sus ideas viendo que el mercado de los contenidos online tiene mucho potencial. Y algunos de esos proyectos se han convertido en empresas como nos ha pasado a nosotros, Neurads o Malviviendo", explica Garma. Y añade, en esa línea que hoy es difusa en el mundo de las webseries donde la ficción pura y dura convive de forma natural con los contenidos con un carácter más publicitario y transmedia, que "lo principal es el patrocinio, que las marcas quieran apoyar una producción bien financiándola o con branded content. Poco a poco los canales empiezan a pagar. Primero fue YouTube. Y ahora Yahoo ha anunciado que va a crear un canal de vídeos y se está llevando a golpe de talonario a los creadores de YouTube. Que haya competencia es bueno para conseguir financiación y rentabilizar los proyectos".
Lo cierto es que la mayoría de los trabajos personales de ficción estrictamente o de los primeros trabajos nacen con presupuestos bajísimos autofinanciados, como ha ocurrido tradicionalmente con los cortometrajes, o tirando del crowfunding, bien poniendo un teaser para poder crear la serie o bien para poder rodar una segunda temporada, nos explica Paula Hernández. Las otras fórmulas "están más ligadas a la publicidad, creando una webserie bien para una marca determinada que te patrocinará o producirá o mediante el branded content", remacha. 

Sin duda, lo más difícil es sacar adelante un proyecto personal. "Es lo más complicado porque tienes que convencer a un grupo de personas para que participe. Es lo más bonito pero lo más difícil. Nosotros empezamos así, con una apuesta personal con la que tuvimos mucha suerte y que nos salió muy bien. Pero lo importante y lo bueno que tiene internet es que se pueden hacer cosas. Hace años no era tan fácil pero hoy tenemos internet y la repercusión de las redes sociales y, por tanto, más posibilidades sin necesidad de una empresa o marca grande detrás. Por eso se está viviendo este cambio. El momento que vivimos es una oportunidad. No nos podemos quejar, hay que arriesgar y hacer cosas nuevas, romper esquemas y no seguir las líneas que han marcado otras generaciones porque somos una generación diferente", afirma Velduque. 

Formato

Las series web no tienen un formato rígido como ocurre en otros medios. Su estructura ha ido variando con los años y suele estar determinada por los creadores de la serie en particular y el presupuesto con el que se cuente. Establecido que una serie web es una serie guionizada realizada para ser específicamente estrenada y distribuida por internet nos encontramos con una variación en sus géneros, duraciones y técnicas audiovisuales aplicadas.

En su formato más popular son series de una duración entre 3 y 15 minutos y su presupuesto puede ser escaso o elevado. 

En abc.es escribieron sobre el formato "En tiempos de crisis, este tipo de formato corto -los episodios suelen durar entre 5 y 10 minutos- se está convirtiendo en una salida a la creatividad audiovisual, permitiendo que los autores encuentren público para unos contenidos que difícilmente tendrían cabida en la televisión, como es el caso de "Con pelos en la lengua", de Felipe Jiménez y Cristóbal Garrido."

Género

Las webseries no tienen un género determinado, en la actualidad encontramos una apuesta transversal de sus creadores. Por ejemplo en España están las webseries "Pigmalión" y "Número privado" que son las primeras series web de España en apostar por el género del thriller. "The ennead" por otro lado apuesta por el misterio. "Crónicas Drakonianas" por el género medieval fantástico. "Tantalus" con un género Post-apocalíptico. Recientemente se ha comenzado a explorar con nuevos formatos y está por estrenarse una serie web de terror, como lo ha hecho "Maleficio" una webserie Venezolana y "Almas Perdidas" de Colombia.

Las series web se diferencian de los videoblogs en cuanto a que las primeras contienen un guión que orienta la historia mientras que los videoblogs tienden a ser Si bien muchos son los que confunden ambos géneros no es lo mismo una serie web que un videoblog aunque a menudo compartan características. El videoblog es un video donde alguien frente a la cámara va hablando de lo que le interese hablar, así es como comenzó LG15. Mientras que las series web muchas de ellas no hablan a la cámara sino que se limitan a mostrar las acciones en lugar de relatarlas.

Las claves del éxito de una webserie

"Sobre el papel es complicado vender nada y más ahora que cualquiera te hace un video con buen nivel técnico y las herramientas profesionales están al alcance de casi todos. Lo que hay que hacer es contenido que destaque por encima de los otros y hacerlo, porque por muchas ideas que tengas si no se las enseñas al mundo o no te van a hacer caso o a alguien se le ocurrirá algo similar a lo que tienes el cajón", señala Secarrant.

Como en todo no hay fórmulas mágicas para que una webserie tenga éxito, triunfe en internet y llame la atención de productoras, televisiones o marcas que las respalden. Una de las claves de la explosicón de este fenómeno está en su libertad temática y la posibilidad de tocar ciertas cosas que en los canales tradicionales pueden resultar espinosas. Un buen ejemplo de esto sería Libres, una webserie protagonizada por siete jóvenes que ocupan un pueblo deshabitado del Pirineo para dar un giro a sus vidas y romper con el sistema hacia un modelo de autogestión con sus bondades, problemas o cesiones.

"En un momento me planteé presentarlo a televisiones pero, como conocía su funcionamiento y que siguen buscando contenido generalista a muerte y no les interesan las audiencias específicas y además tenía un contenido político, lo descarté y decidí hacerlo por mi cuenta de una forma muy low cost", asegura su creador Álex Rodrigo, que firma con esta su octava webserie. Lanzó un teaser enGoteo.org para iniciar una campaña de crowfunding –"es muy útil además porque te ayuda a tener una comunidad de seguidores desde el inicio del proyecto"– con la que recaudaron más de 5.400 euros de 86 mecenas. Supuso el 80% de su presupuesto, el resto lo pusieron él y otro de los guionistas. Con ello, estuvieron cinco semanas rodando, dos en Madrid y alrededores donde grabaron los flashbacks con los que arrancan cada uno de sus diez episodios y tres en Yeste, un pequeño pueblo del Prepirineo aragonés con un único habitante.

La serie se estrenó en febrero de 2013 cada quince días y la semana que no había capítulos seguían generando movimiento con making off y contenido extra, además del feedback que iban recabando en Facebook sobre las cuestiones que abordaban en cada capítulo.

Hasta hoy Libres, nominada en el FEW, ha recogido multitud de premios nacionales e internacionales en festivales de Roma, Canadá o Los Ángeles y tiene nominaciones en Melbourne, Tijuana y en el próximo Miami Web Fest, que se celebrará en octubre, donde también optan a los premios otras cuatro webseries españolas ( Sin vida propia, El Gran día de los feos –la primera appserie española–,  La grieta y Generación Z). A pesar de ello, garantiza, "a día de hoy no nos ha dado ingresos. Estamos negociando con una cadena de televisión autonómica para producir la segunda temporada siempre que haya unos salarios mínimos para todos. En la primera temporada no cobró nadie desde el refuerzo de cámara o hasta Juanjo Artero que participó en la serie. Curramos por amor al arte. Como se hacía con los cortos aunque fueron diez cortos".

Pero además de las nuevas formas de financiación y la variedad temática, la mejor baza de las webseries es, sobre todo, el propio lenguaje del medio. Hablamos de ficciones cortas (adaptadas al consumo actual en los dispositivos móviles), con mucho ritmo y enfocadas en nichos de público específicos. "En internet hay que buscar un nicho. Ya no existe el para todos los públicos", garantiza Paula Hernández. Y otra pata fundamental es la promoción, hay que saber mover las webseries y darles visibilidad y, para ello, las redes sociales hoy son el arma.

"El objetivo generalmente no es acabar en internet porque son pocos los que se ganan la vida ahí. Generalmente, igual que se hace un corto para saltar al cine, aquí la aspiración es llamar la atención para ir a los medios tradicionales que es donde se gana dinero o montar una productora y vivir de la red", dice Hernández. "El salto a la tele aún sigue siendo la referencia pero cada vez para menos gente. La diferencia entre televisión e internet cada vez es más difusa y en los próximos años va a desaparecer del todo, así que tampoco es pasar a la televisión y más con estos formatos que por su duración y lenguaje son perfectos para momentos de espera en el taxi o el metro. La aspiración o el sueño es vivir de esto. No forrarnos pero sí poder comer de ello. El objetivo es saber que habrá una remuneración y no saltar al vacío", añade Secarrant. 

Qué vida más triste fue la primera webserie que saltó a la televisión nacional consiguiendo que las aventuras de Borja y Joseba estuvieran cuatro temporadas en La Sexta. Malviviendo es otro buen ejemplo, de hecho es una de las webseries más exitosas de la red (su primer capítulo tiene más de 2,5 millones de reproducciones en Youtube, por ejemplo). Comenzaron con 40 euros de presupuesto y, tras seis años y tres temporadas que concluirán en julio, han arrasado en su web e internet con las andanzas de los habitantes del sevillano barrio de Banderilleros y también encontraron su oportunidad en Canal Sur el año pasado con Flaman. O Año Sabático que con su webserie viajera obtuvieron una sección en El Intermedio de La Sexta. La niña repelente (creada en 2009 y con más de 6'6 millones de reproducciones de su primer episodio) es otro de los casos en los que sin necesidad de terminar en un canal tradicional una webserie supera todas las expectativas y arrasa online. "Es de las pocas que viven de su marca", matiza Paula Hernández.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Serie_web

http://www.enawebseriada.com/que-son-las-webseries/ (aquí pueden encontrar cursos que les ayudara a crear su propia web serie, aunque sólo es en España)

http://www.eldiario.es/cultura/series/webseries-few-festival_webseries-ficcion-internet_0_270172982.html